Vooyeur sigue dando que “ver” en el Teatro Infanta Isabel

Y es que en Vooyeur todo entra por los ojos, el espectador está invitado a un banquete de la sensualidad, lo único que en esta comida solo se mira, no se participa.

Sentarse en un teatro a disfrutar de un espectáculo es un grandísimo placer, a la altura de las actividades más gratificantes de la vida como por ejemplo la gastronómica. Y si además mezclamos ingredientes con un punto picante con sabores dulces, el disfrute puede ser sublime. Y por supuesto hay que tener en cuenta la presentación del plato, la comida siempre entra por los ojos.

Dicen que Vooyeur es transgresor, yo no diría tanto para no generar falsas expectativas. En el mundo en el que vivimos para sorprender de verdad hay que recurrir casi a efectos de ilusionismo y magia y ni aún así. El espectáculo gira en torno a las relaciones humanas en su plano más carnal, sin llegar a ser un show de porno en vivo, algo tan antiguo como la propia creación del mundo.

vooyeur4La mujer expulsada del paraíso –en este caso es Patricia Jordá, autora y actriz de la obra– encabeza una lucha contra el mismo Dios por hacer de su vida sexual su bandera que hasta el extremo para alcanzar el máximo placer, a veces incluso solo por llevar la contraria. La propia autora es además psicóloga especialista en sexo, suponemos que se ha inspirado en su propia experiencia académica y profesional para moldear este texto erótico.

La búsqueda del placer y sus aristas es el común denominador que no discrimina entre relaciones hetero o gays, o entre dos o más personas que, al final de todo, no dejan de ser humanos en búsqueda de la divinidad.

Una obra recomendada para todos lo que busquen pasar un momento sensual y divertido. Prepárense para ver lo que sucede fuera del paraíso.

 

Teatro Infanta Isabel

C/ Barquillo 24, Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *