Ingres y Munch, dos exposiciones únicas que no te puedes perder

EDVARD MUNCH, MUSEO THYSSEN-BORNEMISZA 

Hay una batalla que tiene lugar entre hombres y mujeres. Muchas personas lo llaman amor“, Munch.

munch amor

La exposición del Museo Thyssen-Bornemisza es una oportunidad única para ver la obra más emblemática del artista noruego. Padre de la modernidad pictórica junto con Cézanne, Van Gogh y Gauguin, Edvard Munch, influyó de manera notable en las generaciones posteriores con su particular y rompedora visión y representación del amor, la vida y la muerte.

Esta primera exposición del artista desde el año 1984, reúne un amplio catálogo de 80 obras con arquetipos emocionales y obsesivos del hombre moderno como la melancolía, el amor, el deseo, los celos, la ansiedad, la enfermedad o la muerte.

La deformación expresiva del cuerpo a través del color y las formas sugieren atmósferas opresivas cargadas de intención simbólica.

Edvard-Munch-Self-PortraitMunch refleja así su espíritu atormentado, su lado oscuro y salvaje que le lleva a padecer sufrimientos que le acompañarían toda la vida. Podemos extraer una gran riqueza artística y espiritual dado que nos conduce por los callejones de su alma sin eufemismos.

Una exposición ineludible que se podrá disfrutar hasta el 17 de enero.

INGRES, MUSEO DEL PRADO

Primera gran exposición dedicada en España a uno de los pintores más influyentes y significativos del arte universal, Dominique Ingres. El Museo del Prado acaba de inaugurar en Madrid una muestra con 60 obras de este genial pintor y dibujante francés que dominaba a la perfección la representación del cuerpo femenino y el retrato.

La Gran Odalisca

Con un estilo entre realista y romántico, Ingres destacó en todo aquello que se propuso. Desde pequeño ya contaba con un talento innato para el dibujo e ingresó a la edad de 11 años en la academia de Toulouse. Realizó numerosos estudios del cuerpo femenino que representaba con el estilo del clasicismo griego, en una búsqueda continua del ideal de belleza. De entre sus obras destaca “La Gran Odalisca”, un desnudo lleno de exuberancia que supuso un gran revuelo en la época que vio la luz, allá por 1814.

Pero Ingres también destacó como gran artista de la pintura histórica, sobre todo a partir de su estancia en Italia. Curiosamente, es un artista inexistente en las colecciones públicas españolas. Solo la Casa de Alba cuenta con un dibujo de ‘Felipe V imponiendo el Toisón de Oro al mariscal de Berwick’, de 1817.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *